Seleccionar página

¡Hola de nuevo! Hoy vamos a hablar sobre los tres grandes errores que normalmente cometemos y que nos impiden mejorar cuando queremos aumentar nuestra masa muscular. Y es que sin darnos cuenta son errores muy frecuentes.

 

1. No comes lo suficiente

 

Suele ser uno de los errores más comunes y normalmente no nos damos cuenta. Lo cierto es que la alimentación es uno de los factores en los que más solemos fallar, ya sea de manera inconsciente o incluso de forma consciente, igual no le estamos prestando la suficiente atención a este aspecto, lo cual está causando que no aumentemos nuestra musculatura de la manera más efectiva.

Y es que si comemos por debajo de lo que necesitamos (déficit calórico) no solo no vamos a conseguir aumentar nuestra masa muscular, si no que esta va a disminuir.

Por otro lado, supongamos que estamos ingiriendo la cantidad de nutrientes suficientes e incluso un poco más (superávit calórico) pero aun así, no conseguimos esa ganancia de masa muscular que buscamos y en cambio estamos ganando algo de grasa corporal. Lo cual quiere decir que no estamos nutriendo a nuestro cuerpo con la cantidad de proteínas necesarias.

La teoría es clara, tenemos que tener un superávit calórico para poder subir de peso, pero además debemos ingerir una cantidad adecuada de proteína (entre 1,5 g-1,8 g por kg corporal), que podemos encontrar en alimentos como los huevos, los lácteos y carnes rojas y blancas, para que nuestra musculatura aumente.

 

2. No estás entrenando adecuadamente

 

Entrenar duro no significa hacerlo de manera inteligente. Y es que hacer un entrenamiento duro no significa nada, ya que a lo único que puede llevarnos entrenar bajo este concepto es a una lesión a corto o largo plazo de forma asegurada.

Entrenar de forma inteligente significa planificar los días de entrenamiento de forma que escojamos una carga adecuada a nuestra capacidad, una frecuencia de entrenamiento que nos permita recuperarnos bien de nuestras sesiones al mismo tiempo que ofrecemos suficiente estímulo a nuestro cuerpo y una correcta disposición de los ejercicios que vamos a hacer priorizando los ejercicios compuestos sobre otros más analíticos y sin caer en los ejercicios de moda que no tienen nada que aportarnos más allá de la diversión o de perder nuestro tiempo.

Asegúrate de incluir ejercicios como press banca, flexiones, dominadas, jalones al pecho o remos, sentadillas, pesos muertos o hip thrust en tu rutina de entrenamiento, ya que estos ejercicios compuestos son los que realmente van a darte la mayoría de ganancias de fuerza.

Seguro que si te planificas y organizas tus sesiones de entrenamiento en base a tus objetivos y no improvisas según lo que te apetezca hacer ese día, consigues resultados que nunca antes habías tenido.

 

3. No estás descansando lo suficiente

 

Otro factor clave es dormir lo suficiente, y es que en función de cada persona esto puede variar. En algunas personas dormir 7 horas será suficiente, mientras que en otras dormir entre 8 y 9 horas será lo óptimo. Pero no todo son las horas de sueño si no que hay que prestarle atención a la calidad de nuestro descanso.

Asegúrate de que duermes las horas suficientes, ya que mientras lo hacemos nuestro cuerpo se repara y se adapta.

Algunos consejos que tenemos que tener en cuenta para tener un descanso mejor son:

  • Acostarse a una hora que nos permita dormir las horas que necesitamos en función de nuestro estilo de vida.
  • Intentar no usar pantallas al menos una hora antes de dormir nos ayudará a conciliar el sueño.
  • Hacer deporte o ejercicio físico diario aumentará la calidad de nuestro sueño.
  • Cenar a una hora en la que podamos dejar el tiempo necesario para hacer la digestión antes de dormir.
  • La luz del sol durante el día también puede mejorar nuestro sueño ayudando a regular nuestros ritmos circadianos.

 

Estos son los tres principales errores, que pueden lastrar tu progreso. Espero que te hayan sido de ayuda y aunque se podría crear un libro sobre cada uno de ellos espero que te hayan servido para reflexionar. Y si tienes alguna duda o crees que puedo ayudarte de otra manera, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

 

Un enorme saludo de tu trainer, Alejandro Ochoa. 🙂

 

EL CAMBIO COMIENZA AHORA

Si estás dispuesto a comprometerte contigo mismo, con tu salud y con tus objetivos, puedes concertar una entrevista conmigo en la que puedo asesorarte sobre la mejor manera de conseguirlo.

Share This