Seleccionar página

Hoy voy a hablaros sobre todos los factores que deberíais tener en cuenta a la hora de contratar un entrenador personal que os asesore en vuestros entrenamientos, para que no tengáis problemas en el futuro y hagáis una elección segura.

 

¿Qué es un entrenador personal?

 

Un entrenador personal es un profesional con FORMACIÓN en el ámbito de la salud que puede ayudar a las personas a conseguir ciertos objetivos físicos y mentales a través de la actividad físico-deportiva, asesorando y prescribiendo de forma individualizada y segura un plan de acción eficaz en función de los objetivos, dolencias o gustos personales.

¿Entonces cuáles son los beneficios de contratar un entrenador personal?

 

Existen muchos beneficios a la hora de contratar un entrenador personal que debes tener en cuenta.

  • Tendrás un profesional que te ayudará a mejorar tu salud y que realizará un programa de entrenamiento adaptado a ti.
  • Evitarás todos los errores que podrías cometer entrenando por tu cuenta sin el conocimiento necesario, reduciendo así las posibles lesiones y consiguiendo tu objetivo de forma más rápida y eficaz.
  • Tendrás un feedback continuo y asesoramiento profesional acerca de cualquier duda o consulta relacionada con la salud o la actividad física.
  • Tendrás ese extra de motivación que te falta para cumplir con tus objetivos, gracias a que tendremos una persona que estará interesada en ayudarnos a mejorar nuestra condición física, o bien, gracias a esa «obligación» autoimpuesta de cumplir con el compromiso adquirido.

¿Qué requisitos mínimos debería exigir a la hora de contratar un entrenador?

 

Bien, aunque esto va a depender de las motivaciones de cada persona, he querido hacer un pequeño compendio de cual es el estándar mínimo que debemos tener en cuenta.

  • Debe tener formación titulada en el ámbito de la actividad física y deportiva.
  • Debe hacer un cuestionario inicial a cada cliente, para conocer sus necesidades.
  • Debe preparar un programa individualizado, adaptado a las necesidades de cada persona.
  • Debe realizar un seguimiento periódico y modificar el entrenamiento en caso de ser necesario.
  • Debe firmar un documento con el cliente aclarando lo máximo posible como se va a ofrecer el servicio.

 

Además, quiero aclararos también un par de cosas que NUNCA debe hacer un entrenador personal.

  • NO debe hacer dietas o planes nutricionales, a menos que tenga una formación que se lo permita o un equipo con las titulaciones necesarias.
  • NO debe obligarte a ejecutar ningún ejercicio que pueda perjudicar tu salud, ofreciendote variantes o soluciones que te permitan conseguir tus objetivos de forma completamente segura.
  • NO debe prometerte soluciones milagrosas. Al contrario debe hablarte con completa sinceridad, ofreciéndote soluciones y plazos realistas aunque no te agraden.

 

Para concluir el post de hoy me gustaría aportar un poco más con mi opinión personal sobre una cuestión importante.

En mi opinión para generar una buena adherencia al plan de entrenamiento que nos ponga cualquier entrenador personal, es importante en la mayoría de los casos, tener una buena afinidad con la persona que hay detrás de ese entrenador personal. En otras palabras, una relación entrenador-cliente debe estar basada en la confianza mutua para obtener los mejores resultados.

En cualquier caso, espero que este post te haya sido de ayuda. Y si tienes alguna duda o crees que puedo ayudarte de otra manera, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

 

Un enorme saludo de tu trainer, Alejandro Ochoa. 🙂

EL CAMBIO COMIENZA AHORA

Si estás dispuesto a comprometerte contigo mismo, con tu salud y con tus objetivos, puedes concertar una entrevista conmigo en la que puedo asesorarte sobre la mejor manera de conseguirlo.

Share This